RECONOZCAMOS EL VALOR DE ESTRUCTURAR UN NEGOCIO

Estructurar un negocio no es una tarea sencilla, es un ejercicio riguroso que permite revisar al más mínimo detalle un plan, con el cual se aspira a construir y desarrollar un emprendimiento.  En algunas lecturas al respecto hablan de un concepto que me parece interesante de traer y es el de la viabilidad.  Efectivamente, todo plan de negocios busca responder desde diferentes ámbitos, la pregunta por qué tan viable puede ser una idea de negocio.

Cuñado hablamos desde diferentes ámbitos, nos referimos a aspectos financieros, administrativos, técnicos, jurídicos sociales y los ambientales.  Es por esto que la estructuración de un negocio, que se plantea con rigurosidad aborda en diferentes momentos del documento, estas viabilidades.

Convertir real lo intangible

Como partimos e una mera idea, la estructuración busca servir de puente entre ese proyecto en abstracto, para volverlo un proyecto en concreto.  Para ello se recurren a incluir determinados aspectos y elementos que dan la perspectiva del camino a recorrer y de las herramientas a utilizar.

Este es otro aspecto que permite concretar muchas mas cosas, por ejemplo, el perfil de los clientes y por ende el mercado objetivo, el tipo de productos, nuestras estrategias de ventas, el proceso de acercamiento con los clientes potenciales, el reconocimiento de la competencia, la construcción de la marca etc.  Es decir, hablamos de aspectos mucho más Tante cuáles y que ayudan a darle mucha mas forma a la idea de negocio.

Otros aspectos que le dan valor a la estructuración del negocio

Vamos a mencionar otros aspectos que le dan importancia y valor a este proceso, tenemos como ejemplos los siguientes:

Conocimiento del sector del mercado

No solamente elaboramos un perfil del proceso de segmentación del mercado para determinar la estrategia de marketing, al incluir este elemento en la estructuración del negocio, podemos hablar de una perspectiva mucho mas integral, que tiene en cuenta no solo las condiciones internas en las que se va a desarrollar la operación, sino también de las condiciones del contexto económico especialmente.

Perfilar los clientes

Y que importante es conocer las características de los clientes, cuales son sus gustos y necesidades, sus dinámicas de consumo etc.  En el momento en que podemos acceder a este tipo de información, también podemos determinar cuáles son las mejores vías para acceder a ellos.

Evaluar la capacidad de acción de la competencia

Otro elemento que le brinda un significativo valor a la estructuración de un negocio, es la posibilidad de identificar las diferentes formas de interactuar con la competencia, con este elemento propio del contexto externo.

Determinar líneas estratégicas de acción

Cuando hablamos de líneas estratégicas de acción, hacemos referencia a la capacidad de coordinar diferentes esfuerzos, en pos de una estrategia en común.  Apostar por unas estrategias significa también que una elaboración previa de unos objetivos, y cuando todos estos elementos se integran se puede hablar de una ruta que puede estar sujeta a ajustes, que pueden o no estar contemplados y que gracias a la estructuración del negocio, pueden ser mitigados con éxito.

Otros artículos que pueden ser interesantes para usted:

2018-10-08T17:53:34+00:00

Leave A Comment